NOTICIAS

Hospital Salvador B. Gautier ha recibido 11 casos de manos amputadas en lo que va de año

Médicos del referido hospital intentan salvarle la mano a estudiante de 15 años de San Pedro de Macorís

El estudiante de San Pedro de Macorís que fue atacado a machetazo este miércoles en las afueras de su escuela, es el paciente más joven, 15 años, que ha llegado al Hospital Salvador B. Gautier, con una mano cercenada.

Al momento de ofrecer el parte médico sobre el nuevo paciente, el jefe de Servicio de Cirugía Plástica del referido hospital, Severo Mercedes, aprovechó para expresar su preocupación por el incremento de amputaciones por hechos violentos.

Indicó que en lo que va de año, solo ese hospital ha recibido 11 manos amputadas, cifra que consideró alarmante para cualquier país del mundo.

Precisó que, de las 11 manos, 10 pudieron ser reimplantadas y una no pudo salvarse porque trasladaron tarde al paciente y no se aplicó el protocolo adecuado para la preservación del órgano amputado.

Explicó que el protocolo consiste en evitar que el miembro entre en contacto directo con el hielo. Para esto, quien dé las primeras atenciones al paciente debe colocar la extremidad envuelta en un paño limpio en un recipiente, y es sobre el envase, cerrado, es que debe colocarse el hielo.

Instó a las autoridades a prestar atención a la ola de violencia que hay en el país para evitar que personas en edad productiva adquiera discapacidades físico motoras que le afecten de por vida

¿Se puede recuperar la movilidad de una extremidad implantada?

El especialista indicó que en ninguna parte del mundo un reimplante de mano garantiza el 100 % de su funcionalidad, pero dijo que el 60 o 70 por ciento de la función de la pieza es recuperable.

Sobre el estudiante de 15 años a quien le fue amputada su mano izquierda a la salida del Liceo José Joaquín Pérez dijo que no puede hacer pronóstico.

Hoy fue intervenido quirúrgicamente y, aunque su mano fue conservada bajo el protocolo, el éxito de la reimplantación se podrá determinar en alrededor de dos semanas días después de la cirugía.

«En este momento nosotros no podemos hablar de pronóstico, tenemos que hacerlo después de que pase de 10 a 14 días, sobre todo después del sexto día es que nosotros decimos si está en buenas condiciones, si está respondiendo, si hay buena oximetría, si la vascularidad de la mano está en condiciones para hablar de pronósticos», explicó.

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: